RSS

Definitivo, el método más efectivo de eliminar la cláusula suelo

04 Abr

¿Quien les devuelve ahora su dinero a los engañados? ¿Quíen devolverá lo robado mediante prácticas engañosas y abusibas?

herdirector3 001Hay que recurrir a Maquiavelo para interpretar la sentencia del Tribunal Supremo sobre las cláusulas suelo “A veces, es necesario que todo cambie para que todo siga igual” tanto es así, que el fallo no tendrá prácticamente efecto sobre las hipotecas. Millones de afectados por la codicia de los bancos se quedan con un palmo de narices, los jueces del alto tribunal dejan claro que no tiene efectos retroactivos, aseguran que es pecado importunar a la banca con estas pequeñeces y que ni por asomo se devolverá el dinero ya pagado y, además, sólo será aplicable en el caso que el demandante demuestre que las cláusulas aplicadas lo fueron con “falta de transparencia”. Así, en un par de líneas ya hemos llegado al cabo de la calle: los jueces nunca, y digo nunca, fallaran colectivamente en contra de la banca. Es por esta patología de la conjunción de poderes, exactamente al contrario de nuestra constitución, donde el poder económico, político y judicial reman en la misma barca hacia su propio interés. Estaba anticipado que las demandas colectivas en reclamación de las cláusulas suelo tendían al fracaso. Está visto, que la sentencia del Tribunal Supremo, tendrá efectos prácticamente nulos para los hipotecados con estas cláusulas. No es que tenga Rayos X, ni una bola de cristal, tan sólo conocer el percal y la tela que se corta: me remito a un párrafo del post Atención hipotecados! Averigua como liberarse de la cláusula suelo por la vía rápida en los archivos del mes de diciembre de 2011: “Queda demostrado que ni el Gobierno, el Congreso o el Senado, ni la Justicia, ni las asociaciones que están en ello, ni nadie va a resolver la subvención colada de matute a la banca. Es un favor muy especial. Insisto, tiempo han tenido, quienes tienen que resolver, desde que se popularizó el invento de las cláusulas suelo. La solución, y aseguro que es efectiva, va por la vía de lo individual. Si algo he aprendido por moverme por este mundo de depredadores es que si no vas a ganar, ni lo intentes. Más concreto: para negociar es necesario tomar una postura de fuerza. El por favor no existe, tan solo sirve el intercambio “tu me das, yo te doy”. Por ahí va lo cosa. Las recomendaciones y consejos, de toda índole, que se ofrecen a los atrapados en las cláusulas de suelo están encaminadas a “negócialo con tu banco”. El hipotecado va a la oficina bancaria con los pantalones bajados y el por favor por delante. Tal como ha ido vuelve”.           

herdirector4 001Pendientes del texto de la sentencia y según una nota del órgano judicial, el fallo se ha pronunciado teniendo en cuenta, básicamente, tres salvedades. 1) se declaran nulas sólo aquellas en las que se pruebe que ha habido “falta de transparencia”, eso es tanto como no decir nada concreto ¿Podrá la entidad bancaria demostrar que ha habido transparencia? ¿Podrá el demandante demostrarla? Estos es tan sólo vegetación por delante para no dejar de ver el bosque. 2) “este pronunciamiento no comporta devolución de las cantidades ya satisfechas”, por aquí ya se empieza a ver la postura de sus señorías que saben muy bien como adaptarse a la conveniencia de los otros tripulantes de la barca. No se sabe a ciencia cierta cuantas hipotecas están contaminadas con las dichosas cláusulas suelo. Remato el punto tercero y a continuación hago la cuenta para ver la dimensión de lo que estamos hablando. 3) el fallo deja bien claro que “no significa la nulidad de las denominadas cláusulas suelo cuando se cumplan los requisitos de transparencia respecto de los consumidores”. Más claro el agua, no es posible la anulación general de las cláusulas suelo. Veamos de la magnitud de lo que estamos hablando: hay estudios que sitúan la rapiña en 1.200 euros de media al año por los 4 millones de hipotecas (el Banco de España informó en 2010 de 1,8 millones por los datos facilitados por 49 bancos) da la bonita cifra de 4.800 millones de euros al año. En el post antes citado calculaba un suelo del 3,5% (teniendo en cuenta que hay del 4 y 5%) para una hipoteca de 200.000 euros (que se puede adaptar muy bien a la media) que al final de su trayecto se habrán pagado 30.902 euros de más (si no tuviera cláusula suelo) con un montante total de 123.000 millones de euros. Este es el regalo de nuestros complacientes gobiernos a los bancos.

herdirector5 001No hace falta esforzarse demasiado para ver el transfondo de la sentencia del Tribunal Supremo que sitúa toda la vegetación posible para que los árboles no dejen de ver el bosque y así evitar la interposición de demandas colectivas. ¿Qué se consigue con esto? Pues, eliminar de un plumazo la reclamación de la inmensa mayoría de afectados que están representados en demandas colectivas. Se abre la puerta hacia la nada, ya que al ser individuales se encarecen los costes de tramitación y de defensa. Muchos, hartos de pleitear de gastar dinero en poderes notariales para los abogados y procuradores, y de minutas abandonarán. Habrá que añadir los que no pueden pagar un pleito individual para después dejarlo a la suerte de una justicia de pacotilla en la que cada afectado deberá demostrar que el banco no le informó de la existencia de dicha cláusula en su contrato. Es decir, que hubo falta de transparencia. El juez deberá analizar caso por caso. A todo esto, si los juzgados están saturados con los que se decidan a pleitear todavía lo estarán más. Demasiada incertidumbre cuando la carga de la prueba recae en el demandante. Vete a decirle al juez que ni el del banco, ni el notario no mencionaron absolutamente nada de la dichosa cláusula. La justicia suprema “no comporta la devolución de las cantidades ya satisfechas” aunque el juez constate que hubo “falta de transparencia” y declare nula la cláusula. La señora Justicia ha cortado todos los puentes para que el hipotecado con cláusula pueda salir airoso del procedimiento: desde 1991 los bancos estaban obligados de ofrecer al peticionario de un préstamo hipotecario una oferta vinculante donde se fijaban las condiciones básicas que se inscribían en la escritura. Este documento, a partir de 2007 dejó de ser optativo por cada entidad y en consecuencia dejaron de aportar la oferta vinculante, Nadie, o prácticamente nadie, tiene en sus manos ninguna oferta vinculante. Sólo queda una salida, lo tomas o lo dejas.

Caminante no hay camino

herdirector1 001Cuando publiqué el post Atención hipotecados! Averigua como liberarse de la cláusula suelo por la vía rápida hubo cierta reticencia mostrada en los comentarios y sobre todo los que se dirigieron por e-mail considerando que era una postura un tanto radical y no se atrevían a aplicarla por temor a la reacción del banco. Para no repetir “la vía rápida” y los pasos a seguir, remito a los interesados al párrafo final del citado post. Me reafirmo en lo expuesto y añado que ahora el momento es todavía más propicio. Las entidades financieras, a pesar de la sentencia del Tribunal Supremo, están en una posición cada vez más debilitada y no están dispuestas, de ninguna manera, a dejar escapar ni uno sólo de sus clientes. Los bancos han conseguido lo que querían “un aterrizaje suave” a un problema de una magnitud extraordinaria y lo que tienen en mente, aunque demuestren lo contrario, es la solución individual. Miles de estos millones de atrapados con hipotecas con cláusula suelo continuaran pagando sin rechistar, sólo aquellos que apliquen “el que no llora no mama” podrán solventar que su banco rectifique. Un detalle que conviene tener en cuenta y no mencioné en los pasos a seguir: en el impreso del ingreso mensual debe de constar “cuota del mes de ——– la hipoteca (citar referencia)”. En este país el que resiste gana, el único inconveniente ya lo pronosticaba Antonio Machado: Caminante, no hay camino, se hace camino al andar.

Caminante, no hay camino,
(Antonio Machado)

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar.

Fuente: Ataque al poder

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: