RSS

Los Hermanos Musulmanes en Siria: Apoyados por EEUU desde 2007 bajo la administración Bush

30 Ene
la+proxima+guerra+logo+hermandad+musulmana+hermanos+musulmanes

En 2007, el Wall Street Journal publicó un artículo titulado, “To Check Syria, U.S. Explores Bond With Muslim Brothers“. Y aun entonces se observó que la Hermandad guardaba una estrecha relación con grupos que los EE.UU. reconocen y enumeran como organizaciones terroristas, incluyendo aHamas y Al-Qaeda.

El informe ofrece un inquietante presagio del apoyo de los EE.UU. que finalmente vería el surgimiento de los Hermanos Musulmanes tanto como poder político y terrorista en todo el mundo árabe, después de décadas de duros intentos por aplastar la organización extremista sectaria por todas partes, desde Túnez a Siria, de Egipto a Libia, a Jordania, y más allá. De hecho, en 2007 el Wall Street Journal señaló específicamente que la alianza con EE.UU. podría “desestabilizar a los gobiernos de Jordania y Egipto, dos aliados de Estados Unidos donde la Hermandad es una fuerza de oposición cada vez mayor.”

Egipto está ahora dirigido por una dictadura de los sectarios y extremistas Hermanos Musulmanes, después de que los EE.UU. incitaran a los disturbios que se produjeron allí en 2011, y mientras Jordania está experimentando un malestar creciente liderado por el brazo jordano de la Hermandad.

Lo que también es inquietante en el informe de 2007, es que muestra cómo las políticas supuestamente de la “era Bush” trascendieron a la administración de 2000-2008 y continuó en serio con el presidente Obama.

El informe, escrito por Jay Solomon, se hace eco de un presagio semejante de la matanza violenta y sectaria en la que ahora está sumida Siria, que se encuentra en el artículo del ganador del Premio Pulitzer, el periodista delNew Yorker,  Seymour Hersh, titulado “La Redirección: ¿Está la nueva política de la Administración beneficiando a nuestros enemigos en la guerra contra el terrorismo?

Salomón comienza afirmando:

En una tarde húmeda a finales de mayo, unos 100 partidarios del mayor grupo de la oposición siria en el exilio, el Frente de Salvación Nacional, se reunieron fuera de la embajada de Damasco aquí para protestar contra el presidente sirio, Bashar al-Assad. Los participantes gritaron consignas anti-Assad y levantaron pancartas que proclamaban: “Cambien el Régimen ahora”.

Más adelante en el artículo, se reveló que el Frente de Salvación Nacional (FSN) estaba en contacto con el Departamento de Estado de EE.UU. y que una firma consultora con sede en Washington, de hecho, ayudó en la organización de las protestas:

En las semanas antes de las elecciones presidenciales, el Middle East Partnership Initiative del Departamento de Estado, que promueve la democracia regional, y los miembros de la NSF se reunieron para hablar de hacer pública la falta de democracia en Siria y la baja participación electoral, dijeron los participantes. Una empresa de consultoría con sede en Washington, C&O Resources Inc., con la asistencia de la NSF en su planificación para la manifestación del 26 de mayo contra Assad en la embajada siria, proporcionaron los medios de comunicación y los contactos políticos. Los funcionarios del Departamento hicieron hincapié en el silencio respecto de cualquier ayuda financiera o técnica a los manifestantes.

Al igual que la primavera árabe, que era en realidad sedición apoyada desde el extranjero, fue pregonada públicamente por profesionales de empresas de relaciones públicas con la ayuda de unos medios de comunicación comprados de fuera, cómplices corporativos, como un levantamiento “pro-democracia”.

Y mientras que el Wall Street Journal y, al igual que el Departamento de Estado y los medios occidentales están retratando la oposición siria como la representación de una amplia gama de intereses de toda la sociedad siria, fue admitido entonces, al igual que es claramente evidente ahora, que los sectarios extremistas Hermanos Musulmanes son de hecho el centro mismo de la “sublevación:”

Uno de los miembros más influyentes de la NSF es la rama siria de los Hermanos Musulmanes – el movimiento político con décadas de antigüedad activo en todo el Oriente Medio, cuyos líderes han inspirado a los grupos terroristas Hamas y Al Qaeda. Su rama siria dice que ha renunciado a la lucha armada en favor de la reforma democrática.

El artículo describiría una oposición fracturada, desorganizada, como el “Consejo Nacional Sirio” (NSC) de 2011 y su más reciente reencarnación prefabricada por Estados Unidos y Qatar, la “Coalición Nacional”, cuyo único común denominador e ideología predominante era y sigue siendo el extremismo sectario practicado por los Hermanos Musulmanes. Del mismo modo, la actual “Coalición Nacional” está encabezada por al-Khatib Moaz que, en AlJazeera admitió abiertamente sus aspiraciones de establecer un “Estado islámico” en lugar de la actual sociedad secular de Siria. Al-Khatib también protestó enérgicamente el que se incluyera en la lista los EE.UU. el franquiciado terroristas de Al Qaeda, Al Nusra, quienes están peleando abiertamente como parte de la “Coalición Nacional” de Al-Khatib.

Estos son los “luchadores por la libertad” de entonces y de ahora, que los EE.UU. han estado apoyando, financiando y armando de hecho. La acusación más reciente del armamento de EE.UU. a conocidos terroristas vinieron del retirado del Ejército y ex Comandante de las Fuerzas Especiales, William G. Boykin, quien afirmó que los EE.UU. no sólo están armando a los terroristas en Siria, sino que lo están haciendo mediante meter armas a través del emirato terrorista de Bengasi, Libia.

Desde las redes logísticas pan-árabes que la OTAN está utilizando para inundar Siria con armas y terroristas, a los actuales dirigentes de la llamada oposición, y con evidencia documentada desde 2007 de una conspiración de EE.UU. para apuntalar a la Hermandad Musulmana y otros conocidos grupos violentos extremistas en Siria para derrocar al gobierno, está claro que todos los aspectos de la narrativa de los EE.UU., el Reino Unido, la OTAN, e incluso la de la ONU sobre el conflicto en Siria son una fabricación intencional. Por otra parte, indica un engaño mucho más amplio – que implica la idea errónea de que las elecciones presidenciales traerán tanto un nuevo liderazgo como nuevas políticas. Las guerras de ingeniería bajo Bush, se están llevando a cabo bajo Obama, por los mismos  responsables de las políticas de los mismos think-tanks financiados por las corporaciones que proporcionaron a Bush su agenda la vez anterior.

Con las tropas francesas, británicas  y ahora también de Estados Unidos, cada vez más implicadas en Mali, supuestamente combatiendo a terroristas con conexiones directas con los combatientes a los que Occidente armó, financió y dio reconocimiento diplomático en Libia y con el conflicto ya desbordando las fronteras con Argelia, hay que reconocer que un programa se está llevando a cabo tanto contra la voluntad del pueblo como sus intereses. La identificación de los intereses corporativo-financieros que participan en este programa, y ​​tanto el boicot y su sustitución por alternativas locales es nuestro único recurso. Es evidente que – como se ilustra en el caso de la no-transición de la continuidad de la agenda entre la “derecha” republicana de George W. Bush y de la “izquierda” demócrata de Obama – las elecciones no cuentan. Como se ha demostrado con la “primavera árabe” y las protestas preparadas por Estados Unidos de la NSF – las protestas tampoco importan.

Fuente: Guerra de conocimiento

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: