RSS

¿Es el ataque libio al Consulado de EE.UU. obra de “Al-Qaeda?”

15 Sep

John Glaser
Antiwar
(Traducido para Sleepwalkings por Ariel Millahüel)

Parece que hay una gran posibilidad de que los ataques contra el consulado de EE.UU. en Libia, en el que murieron cuatro estadounidenses, incluyendo al embajador de EE.UU., tengan mucho menos que ver con una sucia plícula anti-Islam con la presencia de Al-Qaeda en el país “recientemente liberado”.

Muy pocos comentaristas están discutiendo esto, pero parece que este incidente vuelve a la cuestión de lo que ocurre vis-a-vis con al-Qaeda cuando la intervención adicta de EE.UU. se ve envuelta en la transferencia de poder en Oriente Medio.

“En Libia”, informa la CNN , “testigos dicen que los miembros de un grupo radical islamista [vagamente afiliado con al-Qaeda] llamado Ansar al-Sharia, protestaron cerca del consulado de EE.UU. en Benghazi” antes de la muerte de cuatro estadounidenses.

Según el think-tank británico  Quilliam , basándose en lo que ellos llaman “información obtenida de fuentes extranjeras … y desde Benghazi,” el asalto “contra el consulado de EE.UU. en Benghazi no debe ser visto como parte de una protesta en contra de una película de bajo presupuesto que insulta al Islam “, sino como un ataque oportunista “para vengar la muerte de Abu al-Libi Yaya, el segundo al mando de Al Qaeda,  muerto hace unos meses”  Quilliam da tres razones para esta creencia.:

  • 24 horas antes de este ataque, ningún otro que el líder de al-Qaeda, Ayman al-Zawahiri, emitió un video en foros yihadistas para conmemorar el aniversario del 9/11. En este video, Zawahiri reconoció la muerte de su segundo al mando, Abu Yahya, e instó a los libios a vengar su asesinato.
  • Según nuestras fuentes, el ataque fue obra de unos 20 militantes preparados para un asalto militar – es raro que un RPG7 esté presente en una protesta pacífica.
  • Según nuestras fuentes, el ataque contra el consulado tenía dos oleadas. El primer ataque era dirigido a funcionarios estadounidenses evacuados del consulado por las fuerzas de seguridad libias, sólo la segunda oleada  sería lanzada en contra de funcionarios de Estados Unidos, después de ser guardados en un lugar seguro.

Lo mejor que tengo para adivinar el por qué de que la administración Obama decidiera intervenir en Libia el año pasado, en contra del ex aliado de Estados Unidos, Muammar Gadafi, es que Gadafi  era un aliado prescindible, a diferencia de otros dictadores de Oriente Medio (como Khalifa, Saleh, y los saudíes) que son indispensables.

Como Michael Hastings informó: “El [P] residente [Obama] aparentemente compartió el impulso de  usar  [la cursiva es mía] a Libia para compensar la lentitud de respuesta de la administración a la Primavera Árabe. “De hecho, es perfectamente creíble que la administración Obama puso en marcha la guerra en Libia por “credibilidad” – un truco de relaciones públicas para la percepción del mundo árabe sobre América.

Pero la intervención precipitada pronto demostró, a pesar de la negativa por parte de la administración Obama para hacerle frente a serias preocupaciones acerca de la presencia de Al Qaeda entre las milicias rebeldes, que estaban ayudando a llevarlos al poder. Incluso en ausencia de mis ideas especulativas sobre las intenciones nefastas de la administración de Obama, es simplemente absurdo pensar que tal intervención hubiera sido agradable y limpia.

En The American Conservative ’s Daniel McCarthy escribe :

Los Occidentales, en todo el espectro político, han sido deliberadamente ingenuos no sólo acerca de quiénes son algunos de los revolucionarios de la Primavera Árabe – de ninguna manera una mayoría, sino más que suficiente, son extremistas de la especie de EE.UU. que han estado luchando en la pregonada Guerra contra el Terror – pero acerca de la naturaleza de la revolución en general, no se llega a una conclusión ordenada con la muerte de un monstruo como Gaddafi.

Después de ver lo que sucedió en Irak luego de que Saddam Hussein fue derrocado, todo el mundo debería saberlo mejor. No hay nada simple acerca de la “transición a la democracia”.

El caso de Libia no es más que un caso en un campo de muchos otros que ilustran lo drásticamente contraproducentes que son las políticas de la administración Obama  con respecto a al-Qaeda. La guerra de drones mata a civiles constantemente y diariamente amarga a poblaciones enteras de musulmanes en Pakistán y Yemen,  aumenta el reclutamiento de al-Qaeda  y sienta las bases para una mayor retroceso.

Las políticas de Estados Unidos en Siria se acercan peligrosamente a  ayudar directamente a las milicias de al-Qaeda , lo cual puede ser un desastre mucho mayor que Libia en varios órdenes de magnitud. Mientras tanto, el ejército estadounidense está  más presente  en el Oriente Medio que nunca, y todavía está lleno de  dictadores respaldados por Estados Unidos , y el enfoque de los EE.UU. a Israel y Palestina no ha cambiado y sigue privando a los palestinos de sus tierras y sus medios de subsistencia.

Todos estos temas  refuerzan las mismas quejas que engendra al-Qaeda. En este caso, es sólo un embajador de EE.UU. y tres estadounidenses desconocidos. Pero, ¿qué viene después?

Actualización:  MSNBC y CNN casi han confirmado que al-Qaeda, al menos en parte, ha organizado el atentado contra el consulado de  EE.UU..

Fuente: Sleepwalkings

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: