RSS

Archivos diarios: julio 8, 2012

Sale a la luz un vídeo en el que un palestino confiesa haber envenenado a Arafat

El canal de televisión panárabe Al Mayadeen ha emitido un vídeo en el que un ciudadano palestino presuntamente confiesa haber envenenado al expresidente palestino Yasir Arafat a petición de los servicios de Inteligencia israelíes (Mossad), tal y como recogen medios palestinos e israelíes.

En el vídeo, supuestamente grabado en la prisión israelí de Negev en 2006, se ve a un reo palestino sospechoso de ser un espía para Israel. El prisionero, del que no se facilita nombre, dice a su “interrogador” –al parecer, otro preso palestino– que puso veneno en la comida de Arafat en la cocina de la Mukata con la ayuda de uno de los cocineros.

La Mukata es el complejo presidencial en la localidad cisjordana de Ramala en el que Arafat estuvo encerrado entre diciembre de 2001 y octubre de 2004 después de que el Gobierno israelí decidiera restringir su libertad de movimientos como castigo a su presunta implicación en las acciones armadas de las facciones palestinas. Tel Aviv permitió que saliera del cerco en octubre de 2004 por motivos de salud, pocos meses antes de su muerte.

El reo asegura asimismo que fue reclutado por los servicios de inteligencia israelíes en 2002 y que otro “colaborador” fue trasladado junto a él a Jerusalén para trabajar. Una vez allí, según su declaración, le dieron un uniforme militar y se entrenó durante dos meses con soldados israelíes antes de ser trasladado a Jerusalén, donde le mostraron un vídeo sobre la Mukata, incluyendo la habitación del exmandatario palestino y la cocina.

Igualmente, agrega que el grupo de colaboradores recibió órdenes de envenenar a Arafat y que recibieron un pago en junio o julio de 2004 a tal fina. Además, se les entregó veneno y se les dijo que les matarían en caso de que se echaran atrás.

En el vídeo, esta persona explica que él y otros colaboradores accedieron a la Mukata con la cooperación de uno de los guardias del complejo. Según sus declaraciones, uno de los cocineros se negó a añadir el veneno a la comida, aunque un segundo sí aceptó la proposición.

INVESTIGACIONES SOBRE LA MUERTE

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, ha pedido al comité que investiga las causas de la enfermedad y la muerte de Arafat que analice todas las informaciones sobre el fallecimiento y que soliciteayuda a expertos árabes y de otros países para descubrir qué lo provocó, según ha informado este miércoles su portavoz, Nabil Abu Rudeineh.

Unas horas antes, Suha Arafat, la viuda del fallecido presidente palestino, había pedido la exhumación de los restos mortales a la vista de la información publicada este martes por la cadena de televisión qatarí Al Yazira, según la cual Arafat pudo ser envenenado con polonio-210.

El reportaje de Al Yazira indica que durante una investigación realizada por el Instituto de Radiofísica de Lausana (Suiza), se encontraron grandes cantidades de esa sustancia radiactiva en prendas del fallecido ocho años después de su deceso. Sin embargo, los síntomas descritos en los informes médicos del presidente no concuerdan con los efectos del polonio-210.

El director del comité, Tawfiq Tirawi, ha asegurado que su comité ya había encontrado inconsistencias en torno a las causas de la muerte de Arafat, pero que sus investigaciones, llevadas a cabo bajo la ocupación israelí, tienen capacidades limitadas, según ha informado la agencia palestina Maan.

En este sentido, Tirawi ha señalado que, al especificar la sustancia –en referencia a los isótopos de polonio-210–, la investigación de Al Yazira ha simplificado los trabajos del comité. Asimismo, ha apuntado que, en caso de que la autopsia confirme que Arafat fue asesinado, el comité investigará quién fue el responsable, aunque ha vaticinado que dicha investigación podría llevar mucho tiempo.

Así, Tirawi ha recalcado que conseguir resultados exactos es más importante que concluir la investigación de forma rápida, al tiempo que ha apuntado que la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), la Autoridad Palestina y el movimiento Al Fatá están preparados para cooperar con todas las partes en la investigación.

MUERTE MISTERIOSA

El que fuera presidente de la Autoridad Palestina falleció en noviembre de 2004 en París a los 75 años de edad, unos días después de ser ingresado. Fue el fundador del movimiento Al Fatá, que se uniría a la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) y más tarde se convertiría en partido.

Líder de las guerrillas palestinas y considerado un traidor por los grupos más radicales por aceptar en la década de 1970 la existencia de Israel, negoció los Acuerdos de Madrid y de Oslo de los años noventa, la opción más clara de paz a la que estuvieron a punto de llegar Israel y los Territorios Ocupados Palestinos en 60 años de conflicto.

Ocho años después, se desconoce la verdadera causa de la muerte de Arafat, ya que los médicos franceses que lo trataron dijeron que no habían podido establecerla, aunque entonces los medios hablaron de una enfermedad relacionada con el riñón o de cáncer.

Los medios de comunicación sugirieron después de su fallecimiento que el responsable podría ser el Mossad, el servicio de inteligencia exterior de Israel.

Arafat estuvo encerrado desde diciembre de 2001 en su residencia en Ramala después de que el Gobierno israelí decidiera restringir su libertad de movimientos como castigo por su presunta implicación en las acciones armadas de las facciones palestinas. En octubre de 2004 permitió que se marchara por motivos de salud.

SOBRE AL MAYADEEN

El canal de televisión que ha aireado el vídeo fue fundado en junio de este año en Líbano y su presidente es el periodista Ghassan bin Jiddo, quien cuenta con la doble nacionalidad tunecino-libanesa. Según proclama la cadena, surge con la voluntad de ejercer un efecto de contrapeso a la influencia de Al Yazira y Al Arabiya, fundadas y financiadas por Qatar y Emiratos Árabes Unidos (EAU), respectivamente.

Bin Jiddo explicó antes del lanzamiento del canal que el proyecto es “libre e independiente”, en medio de rumores que apuntan a que el canal está siendo financiado por Irán y el empresario sirio Rami Majluf, primo del presidente sirio Bashar al Assad. Sin embargo, el presidente de Al Mayadeen desmintió estas informaciones y aseguró que el proyecto está siendo por un empresario árabe, cuyo nombre no facilitó.

Bin Jiddo proviene trabajó en Al Yazira, cadena que abandonó tras criticar la cobertura del canal de las protestas en el marco de la Primavera Árabe y denunció que el canal estaba realizando una cobertura total en Libia, Yemen y Siria al tiempo que ignoraba los eventos en Bahréin. Previamente, trabajó para la cadena británica BBC y para el diario panárabe ‘Al Hayat’, cuyo director viceministro de Defensa de Arabia Saudí, el príncipe Jalid bin Sultan.

Bin Jiddo es un reconocido periodista en la región por la entrevista que realizó al líder del partido-milicia chií libanés Hezbolá, Hassan Nasralá, que le convirtió en el primer periodista en entrevistarle. Posteriormente, consiguió éxito al presentar el programa Diálogo Abierto, en Al Yazira, uno de los más vistos del canal.

Por otra parte, el director de informativos de Al Mayadeen es Alí Hashem, excorresponsal de Al Yazira en Líbano que dimitió en abril después de que la cadena se negara a mostrar unas imágenes que tomó en las que se veía a combatientes armados enfrentándose al Ejército sirio en la provincia libanesa Wadi Jaled. Asimismo, criticó la negativa de la cadena a dar cobertura a las protestas pro democráticas en Bahréin.

Fuente: Maestro Viejo

 

En 20 años el coste de las misiones militares ha pasado de de 18 a 861 millones

El 46 por ciento de los españoles considera “negativa” o “muy negativa” la presencia de las tropas españolas en Afganistán y Líbano.

El coste de las misiones militares en las que España participa en el exterior se ha elevado desde los 18 millones que el Ministerio de Defensa gastó en 1990 a los 861 que se destinaron el pasado año.

Estas cifras se recogen en el informe de fiscalización del Tribunal de Cuentas sobre la participación de las Fuerzas Armadas en misiones internacionales en 2009 y 2010, al que ha tenido acceso Efe.

El Tribunal de Cuentas señala que el gasto en las misiones en estos dos ejercicios fueron de 713,5 millones de euros y de 787,9 millones, respectivamente.

A este dato se une el coste que supusieron para las arcas públicas las diferentes operaciones de paz durante 2011, que se elevó a 861 millones, un 8,6 por ciento más respecto al anterior ejercicio.

El órgano fiscalizador recuerda que desde 1989, año en que se llevó a cabo la primera misión española en el extranjero en Bosnia, hasta la actualidad, la participación en estas operaciones fue de 18 millones, computados ya en 1990.

En los dos ejercicios evaluados en su informe (2009 y 2010), la misión más costosa fue la de Afganistán, con un importe de 378,6 y 464,1 millones, respectivamente, seguida de la del Líbano, con 165,4 y 173,1 millones.

La operación Atalanta de lucha contra la piratería en aguas de Somalia costó 142,4 millones en esos dos años, por delante de la de Bosnia, con un gasto total de 73,4 millones.

En 2009, concluyó la misión en Kosovo con un presupuesto de 51 millones de euros.

En Haití, a la operación de ayuda humanitaria llevada a cabo en 2010 debido al terremoto se destinaron 21,2 millones de euros, casi el doble que a la de Chad, con 11 millones.

A estas misiones, se une el coste de los observadores de la ONU y otras operaciones, que se cifró en 10,8 millones en 2010 y de nueve, en 2009.

El Tribunal de Cuentas vuelve a reprochar al Ministerio de Defensa la “falta de rigor y realismo” a la hora de presupuestar el gasto de las operaciones.

En 2009, el crédito inicial para el conjunto de las misiones fue de 14,3 millones de euros y la liquidación final se elevó hasta los 713,5 millones.

Al año siguiente, la previsión fue de 14,3 millones de euros y el gasto final de 787,9 millones.

En opinión del Tribunal, la aprobación de sucesivos créditos para sufragar las misiones en cada ejercicio ”origina una carga de trabajo extraordinaria para las unidades encargadas de su tramitación y da lugar a una gestión extraordinariamente laboriosa, confusa y formalmente irregular”.

Otra observación que se hace en el informe es el “desproporcionado número de órganos de contratación” que hay en las distintas unidades del Ministerio de Defensa y de los tres Ejércitos.

El órgano fiscalizador valora que Defensa adoptara en 2011 medidas para racionalizar los procedimientos de contratación.

El Tribunal también recomienda a este departamento renovar su convenio con la empresa estatal Navantia al haber detectado “diversas irregularidades formales y materiales, tanto en su procedimiento de elaboración como en su régimen económico”.

Este convenio, firmado en 2001, establece las condiciones en que Navantia realiza las actividades de construcción y sostenimiento de la fuerza naval que le encomiende Defensa.

La mitad de los españoles desaprueba las misiones

El 46 por ciento de los españoles considera “negativa” o “muy negativa” la presencia de las tropas españolas en Afganistán y Líbano, según el último barómetro del Real Instituto Elcano.

Según la encuesta realizada entre mil personas en la primera quincena de junio, presentada el pasado jueves, los españoles están divididos sobre las misiones en el exterior que entrañan más peligro para las tropas como Afganistán y Líbano.

La valoración negativa supera ligeramente a la positiva y así el 40,3 por ciento considera “negativa” la participación en Afganistán y el 5,6 por ciento ”muy negativa”, frente al 41,2 por ciento que la considera “positiva” y el 0,9 “muy positiva”.

Un 9,1 por ciento se declara “indiferente” y un 2,9 por ciento no contesta.

En el caso de la misión en Líbano, el 41 por ciento la considera “negativa” y el 5,6 por ciento “muy negativa”, mientras que el 38,3 por ciento la entiende como “positiva” y el 1,3 por ciento “muy positiva“. Al 8,5 por ciento le parece “indiferente” y el 2,7 por ciento no contesta.

Sin embargo, la contribución en la misión “Atalanta” de lucha contra la piratería en el Índico obtiene el respaldo mayoritario de los españoles.

Así el 43,7 por ciento la considera “positiva” y el 8,2 por ciento “muy positiva”, frente al 31,8 por ciento “negativa” y el 4,2 “muy negativa”.

También la misión humanitaria que se llevó a cabo en Haití contra el terremoto obtiene el aprobado de los encuestados y el 54,1 por ciento la considera positiva o muy positiva, frente al 36 por ciento que la cree “negativa” o “muy negativa”.

Fuente: Maestro VIejo