RSS

La CIA y la poliomielitis en Pakistán

14 Jun

Kelly B. Vlahos
Antiwar
(Traducido por Arielev)

Niños con Poliomielitis en Sierra Leona (Organización Mundial de la Salud)

Si esto fuese 1951, las familias estadounidenses se prepararían ahora para otro verano de terror contra la poliomielitis.

Las mujeres menores de, digamos, 55 años, pueden no ser capaces de relacionarse. El peor susto que hemos tenido en estos días estuvo en la espera de diez horas  por una inyección contra una plaga de gripe porcina que nunca llegó (aunque se estima que 1.282 niños de todo el país sucumbieron al virus H1N1 de 2009-2010).

La poliomielitis, por el contrario, mató a 12.187 niños estadounidenses desde 1950 hasta 1960 y dejó muchos otros viviendo con un  monstruoso pulmón acero , o con parálisis de por vida.

Desde el libro, un miedo paralizante: el triunfo sobre la polio en los Estados Unidos (1998):

Para entonces, las epidemias de polio eran sólo superadas por la bomba atómica en las encuestas sobre a lo que más le temían los estadounidenses. La bomba y el virus eran por igual agentes terribles de destrucción que podrían llegar en cualquier momento para devastar a una familia, una comunidad o una nación entera. La enfermedad parecía una amenaza omnipresente, y su curación se convirtió en una responsabilidad nacional.

Una responsabilidad nacional. Sin duda, calcular las referencias, y cuando Jonas Salk fue capaz de poner a punto una vacuna y luego Albert Sabin impulsó una dosis oral, EE.UU. fue capaz de limpiar a la polio de su mapa. En 1988 un gran esfuerzo internacional fue capaz de lo mismo para el mundo en desarrollo.

Lo que es irónico es que nuestra guerra global contra el terrorismo amenaza con arruinar nuestras intenciones globales para la erradicación de enfermedades infecciosas mortales. Estamos hablando de Pakistán, que según la Organización Mundial de la Salud, se tambalea en una crisis de la poliomielitis (sí, en 2012) , y nuestro esfuerzo contraterrorista americano acaba ahora de haber dado un importante gran impulso en la dirección equivocada.

 

Los funcionarios estadounidenses estaban pisoteando locamente a finales del mes pasado cuando un tribunal tribal en Peshawar, sentenció al Dr. Shakil Afridi a 33 años de prisión por haber colaborado presuntamente con la Agencia Central de Inteligencia en la reducción a cero del compuesto de la familia de Bin Laden en Abbottabad. La vigilancia de la CIA ayudó a capturar a Bin Laden allí en mayo de 2011, pero la connivencia con nosotros puede haber resultado en el extremo mortal que nuestros espías nunca habían planeado.

Afridi se utilizó para crear una campaña de vacunación pública falsa en Abbottabad para poder recoger muestras de ADN que la CIA había esperado para confirmar la ubicación de la gente de Bin Laden. De acuerdo con The New York Times , ”los funcionarios estadounidenses han dicho que aunque el Dr. Afridi nunca obtuvo muestras de ADN del compuesto, su trabajo ayudó a la misión que llevó a la muerte de Bin Laden.” Bueno, y bueno, pero ahora los paquistaníes creen que cada evaluación de la salud pública y el programa de vacunación es una connivencia respaldada por la CIA, y que se mantienen alejados a expensas de décadas de la erradicación de la poliomielitis.

El 2 de marzo, The Guardian reimprimió, en parte, una carta de InterAction, una coalición de varios grupos internacionales de ayuda al director de la CIA David Petraeus:

El uso de la CIA de la cubierta de la actividad humanitaria para este fin pone en duda las intenciones y la integridad de todos los actores humanitarios en Pakistán, lo que socava los esfuerzos de la comunidad humanitaria internacional para erradicar la polio, proporcionar servicios críticos de salud y prolongar la ayuda para salvar vidas en momentos de crisis como las inundaciones en Pakistán vistas en los últimos dos años.

En un reciente articulo de Foreign Policy  titulado “ ¿La pérdida de la poliomielitis:? La CIA arruinará nuestra oportunidad para erradicar una de las peores enfermedades del mundo ”, el ganador del Premio Pulitzer, el escritor científico, Laurie Garrett, señaló que después de que la India se declaró en los últimos 12 meses” libre de polio “, los tres países que representan los últimos vestigios de rebeldía en todo el mundo contra la poliomielitis son: Nigeria, Pakistán y Afganistán.

“Nigeria ha tenido problemas con el control de la poliomielitis desde 2003, cuando un grupo de imanes en el norte islámico del país, declararon que la vacuna estaba contaminada deliberadamente con VIH o anticonceptivos, el resultado de una supuesta campaña de la CIA para acabar con los niños musulmanes”, escribió Garrett. ”La visión conspirativa  de control de la polio fue compartida por algunos imanes y políticos musulmanes en Pakistán y Afganistán.”

“Así que en julio pasado, cuando se reveló que la CIA había utilizado a Afridi y una campaña de vacunación falsa para obtener acceso al complejo de Abbottabad, yo fui coautor de un aviso con el Dr. Orin Levine de que la CIA había “destruido la credibilidad que no es para erosionar.  Escribimos: “Fue la misma confianza que las comunidades en todo el mundo tienen en los programas de inmunización que hicieron a las vacunas una atractiva artimaña . Sin embargo, funcionarios de inteligencia imprudentemente quemaron los puentes que por años construyeron los trabajadores de la salud “.

A nuestros líderes estadounidenses les gusta decir cómo Pakistán nos ha defraudado, pero la verdad es que han utilizado la misma manera  que ellos. Es la naturaleza del juego. Pero después que cayeron nuestras bombas y se insertaron militares (y para-militares ) y agentes de inteligencia en su territorio, nuestra explotación deja un legado mucho más potente, y se extiende a la población civil ya devastada por la extrema pobreza y el analfabetismo .

No hay nada parecido a nuestro sistema de salud en Pakistán. Consideremos la historia de un estudiante destacado, Kamran Khan de 13, que se prendió fuego y murióen Pakistán en marzo. Los informes indican que se avergonzaba de que su familia no podía pagarle el uniforme de la escuela y de que él había peleado amargamente con su madre, una criada, que había renunciado a una niña de dos años antes, porque la familia no podía permitírselo. Más triste aún, es que su madre no podía pagar para atender su cuerpo con graves quemaduras, y murió a los pocos días sin asistencia.

[Shahnaz] Bibi recogió donaciones y llevó a su hijo quemado en el coche de un familiar a dos hospitales de Peshawar – pero no lo admitieron, y el otro no tenían una unidad de quemados. A continuación, llevó al niño hacia un hospital militar con un centro de quemados en la ciudad de Kharian en la provincia de Punjab.

Ella dijo que el hospital quería 500.000 rupias, o alrededor de $ 5.500, para el tratamiento de Kamran – una suma imposible, fuera de su alcance. Para entonces, Kamran estaba cerca de la muerte.

La madre terminó vendiendo sus pendientes de oro para pagar a una ambulancia para transportar el cuerpo de su hijo de regreso a su ciudad natal para el entierro.

Uno sólo puede imaginar cómo los niños pobres arruinados por la polio en Pakistán buscan desesperadamente aire, o que quedan paralizados de por vida, serían tratados por este sistema de salud  Darwiniano. Los hombres y las mujeres de 60 años en Estados Unidos siguen viviendo con  pulmones de hierro hoy en día – ¿Piensa que el pueblo de Pakistán, el 60 por ciento de los cuales están viviendo con menos de 2 dólares al día , podrían invertir aún una fracción de estos costos de atención médica a través del tiempo?

El Dr. Afridi podría haber pensado que estaba cumpliendo con su deber, ayudando a la captura de Osama bin Laden (que es exactamente cómo Washington retrata la relación, aunque los informes indican que no sabía que la CIA lo tenía como objetivo, a la vez). Pero, ¿Afridi sabe de la mala costumbre de Washington de dejar a los que nos ayudan a atrás, a menudo, para hacer frente a las terribles consecuencias en soledad?

Tomado de la historia de nuestros traductores iraquíes e informantes. “Miles … que trabajaban para ahora difuntas tropas estadounidenses viven con miedo” a represalias en Irak, según los informes. Están a la espera de una salida. Muchos ex-soldados de Estados Unidos han pedido duro para obtenerles asilo. Algunos finalmente lograron escurrirse a través de una pequeña ventana de oportunidades entre 2008 y 2010. Pero ese grifo se ha cerrado , de acuerdo con los informes, gracias a dos tontos inmigrantes  iraquíes que fueron identificados dentro de EE.UU. por supuesta conspiración para enviar armas y dinero en efectivo a Al Qaeda, en Irak en 2010.

Ahora, los abogados de inmigración están diciendo a los iraquíes que buscan entrar en EE.UU. que “la urgencia se ha perdido” y “no cuentan con Estados Unidos”, según un informe de  USA Today de marzo.

En 2007, el escritor de The New Yorker, George Packer, viajó a través de Irak y varios campamentos de refugiados en países vecinos y se desilusionó por lo que consideró una “traición” de los iraquíes que alguna vez trabajaron como traductores para la causa americana. Él escribió una obra llamada simplemente, “Betrayed”, que desde entonces ha llevado a cabo en los escenarios de todo el país.

“Ellos no tenían a nadie para defenderlos”, dijo Packer antes ir en junio 2011 a la Universidad de Stanford . ”Ellos no tenían su propia milicia. Ellos no tenían la policía militar iraquí, que a menudo piensa en ellos como traidores. Y ellos no tienen a los estadounidenses.  Los americanos atendieron individualmente, pero institucionalmente, para que el gobierno  de EE.UU. se lave las manos de este terrible problema “.

Dr. Shakil Afridi

Hasta ahora, el Congreso ha reaccionado a la historia del Dr. Afridi con ira por su encarcelamiento, y el Comité de Asignaciones del Senado incluso se ha movido para recortar su ayuda exterior a Pakistán en 33 millones de dólares – un millón por cada año de su condena. Mientras tanto, el congresista Dana Rohrabacher, republicano de California .., ha introducido una legislación que acelera los esfuerzos para conseguir que Afridi sea liberado de la cárcel, tenga la ciudadanía de EE.UU. y premiarle con la Medalla de Oro del Congreso.

Sería difícil decir que Afridi no recibió un trato injusto: los procedimientos judiciales parecen injustos y se apilan en contra de él (curiosamente, la acusación oficial se asoció con un grupo militante, que niega a su familia) y hasta la semana pasada, no había hablado con su familia en un año. Los funcionarios estadounidenses dicen que han estado trabajando “en secreto” detrás de escena de una condena menor o incluso la liberación. La pregunta es, si él fuera un héroe, ¿por qué no fue hecho por él en primer lugar?

La senadora Dianne Feinstein, de 76 años, Lindsay Graham, de 56 años, Richard Durbin, de 67 años, y John McCain, de 75 años, todos niños de la época de la poliomielitis, han hecho declaraciones fervorosas en defensa del periodista, pero nunca cuestionan la ética y la sabiduría de pagarle un médico local para establecer una campaña de vacunación con pretexto contra la hepatitis B, entre una población que ya se despertó por las teorías de la conspiración y la desconfianza.

De hecho, si usted escucha la transmisión en toda la audiencia del comité del Senado, donde se cortó la ayuda, la única vez que se menciona el programa de vacunación es cuando dicen que Feinstein Afridi “no es un espía”, y que estaba corriendo un ” programa de inmunización de buena fe. ” No es cierto , según los informes . Y Graham llega incluso a decir que el médico hizo a Pakistán “segura”.

Hoy en día, las historias de la ” temido parálisis” en EE.UU. son como pepitas de oro de la historia, las historias de  fogatas de verano. En Pakistán es una realidad y puede estar empeorando. En todas partes.

Más de Laurie Garrett: “Con millones de niños en la India y algunos otros países ya experimentando una disminución de la inmunidad, el tiempo está decididamente en contra de nosotros”, escribió. ”Si la polio salvaje no ha sido eliminada de los tres últimos países a finales de 2012, el virus podría resurgir en los sitios de supuesta erradicación en todo el mundo. Y miles van a sufrir. “

Pero al menos tenemos a Bin Laden.

Fuente: Sleepwalkings

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: