RSS

Archivos diarios: mayo 19, 2012

Esto no ha sucedido y el cuento de la lechera elevado al exorcismo de amontonar cajas de ahorro arruinadas no ha surtido efecto. Continúan, tanto o más arruinadas que cuando iban cada una a su aire. También ha sido la gota que ha rebosado el vaso, en tiempos de los socialistas se nos ofrecía un variado repertorio desde la Champions a los brotes verdes, los populares pregonaban por las esquinas que en cuanto conquistaran el poder en un segundo y medio lo iban arreglar todo. El gobierno no dice la verdad por no causar alarma y todo se trocea a capítulos con frecuencia semanal. La telenovela de cada viernes se ha convertido en historias para no dormir con tal de sostener en el aire el sistema bancario y que el personal no se precipite en las oficinas bancarias a disponer del dinero en efectivo. No hay para todos, como mucho para los tres primeros si la cola es de cien. No hace falta decir nada más. La prensa internacional, y me refiero a las primeras espadas, ya no se creen ni una palabra del gobierno y mucho menos del desprestigiado Banco de España con el inefable gobernador Miguel Fernández Ordóñez a la cabeza. En el Financial Times puede leerse; “los bancos españoles son maestros en el engaño… el país ha desperdiciado otra ocasión de oro, el gradualismo no va a ninguna parte. Hasta que no hagan una reforma seria, los inversores permanecerán fuera”.Las mentiras han sido de oro y los acreedores están que trinan.

En el sistema financiero, como no se produce nada, lo que unos ganan otros lo pierden y este año, según los pronósticos, tenía mal agüero. El presagio ha sido más funesto de lo que se esperaba cuando se barruntan los seis millones de parados, la prima de riesgo –de la que nadie había oído hablar nunca- la deuda del Estado y de la deuda bancaria que apareció a lo último como si la hubieran tenido escondida son los indicadores de que algo va mal. Lo que se sabe, es que el  Estado no tiene suficientes ingresos como para pagar su deuda a causa del paro y el bajo consumo. A los bancos, y las cajas reconvertidas, les va peor ya que tienen préstamos otorgados a largo plazo, las conocidas hipotecas a 20, 30, o 40 años, que muchas de ellas hacen aguas, y como no las han financiado con los depósitos de sus clientes sino a través de células hipotecarias que vencen a corto plazo, 2011, 2012, 2013 y poco más, pues ahí está el lío unido a múltiples desastres de imprevisión que concluyen en una suspensión de pagos generalizada. Desde luego que existe la renegociación de deudas y hacia eso íbamos. Renegociar aplazamientos, cuando los acreedores han perdido la confianza, no es lo mismo que pagar. En enero de 2009 en pleno lloriqueo de los bancos y cajas, el Gobierno, muy comprensivo con las lágrimas de cocodrilo, generosamente les ofreció el aval del Estado y estos angelitos colocaron 61.597 millones de euros en células hipotecarias. En 2012 vencen más de la mitad: 35.597 millones de euros de los avalados por el Estado.

No acaba aquí la cosa, el Banco Santander, el BBVA, y la Caixa les vence en 2012 la friolera de 67.220 millones de euros, una barbaridad. Aquí está la respuesta de lo que no se atreven a explicar. El volumen de la deuda del Estado, que no era nada que pudiera inquietar a los acreedores, ahora está en el mismo paquete que la deuda bancaria por la brillante idea de avalar la “millonada” que lleva el país hacia el abismo, por no mencionar nada escatológico. Antes de que quiebren los bancos que quiebre el país. ¿Podemos permanecer impasibles ante esta situación? ¿No hubiera sido mejor dejar que los bancos se las apañaran con otros bancos que son sus acreedores y destinar los recursos del Estado para asegurar los depósitos de los clientes y la creación de nuevos bancos estatales? La Italia del despedido Berlusconi tiene 55.000 millones con vencimiento de 2012. Dicho esto, sirve de comparación de la magnitud del problema. El cuento chino que se contaba, desde el gobierno hasta los amaestrados medios de comunicación, de que España tenía el sistema bancario mejor del mundo mundial gracias al Banco de España que con una disciplina militar había puesto firmes a los bancos con provisiones extraordinarias que garantizaban, totalmente, la solvencia ha resultado una de las mentiras más grandes y mejor contadas. El cuento chino ha caído con estrépito.

De momento, incluso con el cambio de gobierno, la prima de riesgo está por las nubes a un tipo de interés imposible de pagar. Otro dato más, la exposición de la banca europea a la deuda pública y bancaria española se lleva por delante, cuanto menos al 80% de su tier 1 (lo que se considera capital) de los bancos alemanes y el 100% de los franceses. Los actuales sacerdotes de la política calmaran al dios Mercado con el sacrificio de la población. La pregunta del millón es como hemos llegado hasta aquí. No estoy nada de acuerdo con quienes pronostican que dejar caer a los bancos es el fin del mundo. Los bancos tienen departamentos llenos de abogados que ya se las apañaran con los bancos quebrados con el fin de recuperar su inversión. De lo que los españoles nos tenemos que responsabilizar es de las deudas contraídas, en los mercados nacionales o internacionales, y se han aplicado a cubrir el desfase de los presupuestos nacionales. Atentos a un detalle nada baladí, estos importes sino se hubieran aplicado en provecho de la población se podría considerar deuda odiosa, -de este asunto hablaré en un próximo post- existe abundante jurisprudencia internacional a este respecto, y no debe pagarse. El dinero entregado a los bancos y que no ha repercutido en la circulación del crédito está en este capítulo. El país esta muerto si el dinero no fluye hacia la economía productiva. El dinero se multiplica por nueve cuando circula por el sistema bancario ver post Los bancos crean dinero de la nada y comprobaras los efectos perniciosos que ha ocasionado a la economía productiva y consecuentemente ha repercutido en el incremento exponencial del paro por, durante tanto tiempo, haber estado restringido el crédito.

De Bankia al cielo

Lo que viene a continuación es más de lo mismo tratando de aterrizar en lo concreto. Cuando en el mes de enero, recién nacido Ataquealpoder, me atreví a colgar El dinero en el banco peligra lo hice con el freno de mano puesto ya que se trata de palabras mayores. Ahora, cuando aflora la estafa de Bankia con miles de ahorradores afectados y con un Fondo de Garantía de Depósitos Bancarios sin un euro para socorrer a la clientela con saldo en sus cuentas no me he podido resistir en reafirmar que el dinero en el banco peligra. Esta semana el premio Nobel de Economía de 2008 Paul Krugman ha colgado en su blog la predicción de un corralito español. Sirva esta referencia para aliviar la carga de agorero que alguien me pueda adjudicar. Krugman se manifiesta desde la distancia de la Facultad de Princeton sin tener un conocimiento profundo de la corrupción generalizada instalada en nuestro país. No me voy ha extender demasiado en lo que, con el tiempo, ha surgido como una plaga y que todo el mundo conoce. Las alfombras no son capaces de tapar tanta porquería.

Se suponía que quedaba como un santuario, al margen de la corrupción generalizada, la institución del Banco de España como guardián de la esencia de nuestro dinero. Ha tenido que surgir, más allá de nuestras fronteras, la sospecha fundada que nuestro banco de bancos tiene enquistada la mentira y en la Unión Europea han manifestado el típico hasta aquí hemos llegado. Por mandato de los países que integran la zona euro, el Banco de España tiene la facultad de supervisión de los bancos españoles, es por lo tanto la pieza clave, a través del servicio de inspección, que los bancos españoles muestren una contabilidad creíble. Tanto se han distorsionado los balances contables que están a las antípodas de la realidad patrimonial de estos bancos. El Banco de España en lugar de ser el regulador de la banca se ha convertido en su lobby, empezando por el Servicio de Reclamaciones lleno, hasta rebosar, de clientes vilipendiados clamorosamente por la banca y no obstante, su pronunciamiento no es vinculante. ¿Entonces para que demonios está este servicio si cuando te da la razón –uno entre mil por decir algo- el banco se la pasa por el forro y se desentiende? De esta manifestación de apoyo llegamos hasta el infinito. Os remito, para no perder el punto de la narración, a la barra del blog Investiga que algo queda para poner de manifiesto la corrupción que contiene la casa de los dineros. Podía decir que tanto va el cántaro a la fuente hasta que al final se rompe, dejar hacer a los banqueros lo que les venga en gana con la desvergüenza de la negación absoluta de la realidad ha llevado a la contaminación del sistema.     

Si todavía el genial Gila estuviera entre nosotros no nos deleitaría con las parodias telefónicas llamando en plena guerra al enemigo, hoy llamaría al Banco de España y el sainete sería todavía más cómico. Las cajas de ahorro, y para centrar la narración la de Madrid, dada la situación de su implicación con todo este desaguisado donde sus préstamos y créditos están atrapados en un callejón sin salida vinculados con el tocho. Se necesitaba, urgentemente, liquidez y como las cajas de ahorro no tienen socios ya que son algo parecido a fundaciones se tuvieron que transformar en bancos que tienen una constitución societaria y sí pueden suscribir y ampliar capital. Para conseguir este capital la sociedad anónima Bankia lo tenía que ir a buscar a la bolsa de valores. Es necesario cumplir una serie de requisitos con el fin de garantizar que las acciones que se van a poner a disposición de los inversores corresponde con lo prometido y no les dan gato por liebre. El Folleto de Emisión, suscrito por los administradores debe de incluir el informe del auditor que evalúa que el valor contable se corresponde con el precio de las acciones ofrecidas. La Comisión del Mercado de Valores, el Banco de España, al tratarse de una institución bancaria, se añaden a certificar la bondad de la operación. El auditor dio por buena la valoración de los administradores de Bankia  que habían fijado un precio por acción de 3,75 euros y se ponían en circulación 1.732 millones con una capitalización bursátil de 6.495 millones de euros. El 45,3% de las acciones se quedaron en manos del Banco Financiero y de Ahorros (BFA) y el resto, por un valor de salida de 3.542 millones de euros fue directamente a la caja de Bankia después de una campaña publicitaria que promocionaba “el gran banco de la nueva banca” y el “Hágase banquero” dirigido al barbero de turno ya que los grandes inversores  no picaron el anzuelo. Estamos hablando del 20 de julio de 2011. Todo este dinero y el entregado por el gobierno Zapatero, en forma de préstamo en marzo de 2011 a                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                              a través del FROP, ascendió a 4.465 millones de euros. Una y otra cantidad se ha ido al cielo. Motivo para que el gobierno de Rajoy nacionalice al socio principal de Bankia el BFA.

Es evidente que las mentiras han pasado de mano en mano con tal de rapiñar a los desprotegidos inversores, la mayoría ahorristas de la caja, su dinero. El engaño se pensaba mitigar con el tiempo a la espera de que amaine el temporal. No ha sido así y la tormenta perfecta se ha desencadenado con tuda su furia. El encubrimiento de la situación empieza en el primer ejercicio que culminó Rodrigo Rato que para no mostrar pérdidas, que hubiera hecho imposible la salida a Bolsa, se cargaron 4.000 millones de euros a los fondos propios. Esta operación de engaño estuvo autorizada en silencio doloso, por el Banco de España y el auditor Deloitte la tenía que poner de manifiesto que para eso se le faculta a una función de fiscalización. Llueve sobre mojado, el Banco de Valencia una filial de Bankia, que llegó al grupo de la mano de Bancaja, tiene que ser intervenido por una posible quiebra que se tapa para no alarmar a los inversores y lograr el éxito en la salida a Bolsa de Bankia. La complicidad del Banco de España es total y absoluta, es la primera vez en la historia económica del país que una filial quiebra y su matriz, Bankia, se va de rositas sin rescatarla y la facture, como se factura a un paquete, al Fondo de Garantía de Depósitos Bancarios. Podía continuar con más y más argumentos pero me detengo aquí para significar que la crisis actual no la ha provocado el estadillo de la burbuja inmobiliaria –de inmediato colgaré un post con sobrepeso de razones para evidenciar que no es así- sino la codicia desmedida de un grupúsculo de oligarcas que se han apoderado de las instituciones políticas concentrando la riqueza en unas pocas manos. Se trata de robos descarados a nivel estratosférico se que producen en serie con una sobredosis de legalidad que proporciona un guardia de corps, unos con toga y otros bajo la mirada atenta hacia el otro lado dejando que el cántaro vaya a la fuente con la fatalidad que un día se rompió.

Hasta ahora el Banco Central Europeo proporcionaba liquidez a la banca española que ha aguantado como ha podido. El Mercado estima en 370.000 millones el agujero del sistema financiero español. El gobierno Rajoy en esta segunda regulación ha impuesto a los bancos una provisión de 30.000 millones de euros que unidos a los 100.000 ya provisionados da una total de 130.000 el diferencial son 240.000 millones que se quedan en el aire. Son cifras estratosféricas y la falta de liquidez monumental. La bola ha ido rodando durante unos años. En 2009 el economista Jonathan Tepper elaboró un informe sobre la situación de las finanzas españolas. Su vaticinio no gustó a los señores del dinero e impusieron un silencio total sobre el mensaje de Tepper que se supone apocalíptico. No obstante define la situación actual y lo que se nos viene encima, por lo que ningún medio de comunicación le hizo una entrevista. Decir lo que no gusta se resuelve con una sobredosis de silencio. Para ir cerrando el post recomendaría un vistazo a la barra en El banco paralelo del Santander y para apreciar el silencio La mano que mece la cuna.

Estamos llegando al punto de no retorno, el gobierno junto a un consenso con toda la oposición deberían, urgentemente, soltar el peso muerto de la banca, de lo contrario la caída al abismo arrastrará a España y todos los españoles. Quiebras de bancos no es la primera vez que ocurren, los accionistas serán los perjudicados y los acreedores de los bancos sino cobran en metálico tendrán que quedarse con miles de pisos que podrán poner en alquiler y el fondo europeo no dejará caer el cuarto PIB de la unión. De lo contrario se vienen detrás. Todo lo demás son ganas de no aceptar la realidad: los ciudadanos no van a consentir los sacrificios que se les piden para salvar a los bancos. El caso de Grecia es una evidencia, así y todo a los señores del dinero se les han puesto los astros en contra. Como sucede en los graves accidentes la catástrofe no se precipita por uno sola falla o error sino por una cadena de ellos. A la determinación del pueblo griego se ha unido el cataclismo de Bankia, la sospecha del Banco Central Europeo de que el Banco de España le está levantando la camisa, que se cumpliera la anualidad del 15M con miles de gente en la calle y portada en el mundo entero. Además, aunque parezca algo sin importancia, está la finalización de la liga de futbol que deja a media población sin anestesia. Lo dicho, el dinero en el banco peligra.

 

Entrada anterior

Muchos de los que han estado en las manifestaciones y actos de protesta son rostros conocidos, en su mayoría culpables del drama que sacude y aplasta hoy a la profesión, donde no todo es, como dicen, descenso de la publicidad y cuya principal causa es haber dejado de informar con independencia y veracidad al ciudadano, lo que ha generado un periodismo mediocre, poco elaborado, menos libre y con poca investigación, incapaz de cumplir su misión principal en democracia, que es fiscalizar a los grandes poderes, ofreciendo al ciudadano la información veraz y crítica que necesita para conocer el mundo y tomar decisiones correctas.

Muchos de los que ahora tienen la osadía de pedir ayudas públicas para la profesión periodística, como si los periodistas fueran banqueros, han vivido cargado de privilegios y ventajas, arrimados a los poderosos, a los que servían manipulando la realidad y confundiendo a la audiencia. Muchos de ellos hace mucho tiempo que dejaron de ser notarios veraces del acontecer para convertirse en bufones del poder y en servidores de partidos políticos, administraciones públicas y grandes empresas. Su abandono de la verdad libre e independiente ha sido causa importante del deterioro de la democracia, del abuso de poder y del hundimiento del prestigio de la política y de lo público en España.

El argumento principal que esgrimen, que “sin periodismo no puede haber democracia”, es falso porque lo que la democracia demanda no es periodismo sometido, sino verdad, valentía y crítica independiente, tres valores escándalosamente ausentes en un periodismo español que ha cometido el grave error de abandonar al ciudadano para servir al poder.

Hace dos décadas, la profesión de periodista todavía era admirada y respetada por la sociedad, pero la cobardía y la incapacidad de defender la verdad y el rigor profesional hicieron posible que los periodistas perdieran el poder en las redacciones, entregarán la independencia a las empresas y se dejaran dominar y guiar por marketinianos obsesionados por la ganancia y por editores vinculados al poder por pactos inconfesables que incluían dinero, concesiones, subvenciones y ventajas de todo tipo, siempre a cambio de difundir silencios y mentiras. Hoy, los periodistas, junto a sus amigos los políticos, son profesionales despreciados y rechazados por la ciudadanía, con razón.

La mayoría de las razones que las asociaciones de la prensa y los periodistas esgrimen para explicar la crisis son falsas. Basta ver las portadas de los diarios y las informaciones de cualquier medio para descubrir que la verdadera razón de la crisis del periodismo es que ha desaparecido la crítica, que se redactan panfletos y que la verdad, la investigación y el análisis crítico han sido sustituidos por un servicio al poder vergonzoso y sin valor añadido. Antes del suicidio de la profesión, la esencia del periodismo consistía en sacar a la luz aquello que alguien estaba muy interesado en que nunca se supiera, algo que ya casi nunca se hace porque priman el miedo, la autocensura y el morbo, se hace pornografía de las bajas pasiones y hasta se empuja al populacho para que tome partido por la causa del editor.

Muchos de los que han inundado los medios de basura se encuentran hoy en el paro y se dan ahora golpes de pecho, pero ya es tarde porque la audiencia ha decidido escapar del ya desprestigiado e inútil basurero mediático.

La consecuencia lógica es que los ciudadanos han dejado de leer periódicos y que ya buscan la información veraz y crítica en internet, antes que en la prensa, la radio y la televisión.

Lógicamente, las empresas, conscientes de la pérdida de audiencia y de poder de los medios, dejan de publicitarse o buscan otros espacios mas rentables para sus anuncios.

Internet, donde funciona un periodismo ciudadano y amateur que ha sabido llenar los espacios de investigación, independencia y osadía informativa abandonados por el periodismo tradicional, gana adeptos y cuotas publicitarias cada día en un mundo que está cambiando a marchar forzadas y en el que, por fortuna, los mentirosos, los cobardes y los ineptos no tendrán futuro.

 

“El proyecto de ley prevé los gastos en preparativos para la guerra contra Irán. Goza de la declaración política, que incluye varias acciones militares”, reveló el congresista.
Según el político demócrata, el documento contiene un plan de envío de aviones, municiones y combustible para las operaciones contra Irán por mar y aire. Además, el proyecto estipula el respaldo significativo de la fuerza naval en la región, con el fin de poder comenzar una larga campaña militar contra “una serie de instalaciones nucleares y militares de Irán”.

Catástrofe con consecuencias

“Algunos pueden decir que este proyecto de ley no autoriza la guerra”, sostiene  Kucinich. “Sin embargo, este documento nos está preparando para ella. La guerra contra Irán tendrá consecuencias desastrosas para los intereses de EE. UU.”, advirtió.
El proyecto de ley, aprobado por el Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes, para el año fiscal 2013 prevé unos gastos en Defensa de más de 642.000 millones de dólares.
Se trata de alrededor de 1.500 millones de dólares más de lo previsto para el 2012. Según el documento, 554.000 millones están asignados al presupuesto del Pentágono y al Departamento de Energía, que es responsable del estado de las armas nucleares de EE. UU. Otros 88.000 millones se destinarían a las operaciones militares en Irak, Afganistán y otras actividades de lucha contra el terrorismo.
 

Así, algunos bancos han comenzado a sentir la escasez de liquidez. Todavía el pánico no es generalizado, pero está en camino de serlo. Los griegos tienen miedo que de la noche a la mañana sus ahorros en euros se conviertan en una moneda devaluada.

El problema comenzó a agravarse el miércoles cuando el Banco Central Europeo (BCE) señaló que había dejado de proporcionar liquidez a ciertos bancos griegos subcapitalizados.

Aunque la mayoría de los griegos quiere permanecer en la zona euro, el47,4% ya ve inevitable la salida. También lo piensan muchos políticos del país, especialmente después del fracaso para formar un gobierno de unidad.

Se retiraron 1.500 millones de euros en dos días

Con este escenario negro, los griegos se han lanzado a por su capital. El presidente griego, Karolos Papoulias, señaló que el pánico comenzó a apoderarse de la sociedad el pasado lunes. Entonces se retiraron más de700 millones de euros. El ritmo de retirada de dinero siguió igual el martes. En tan solo dos días, los griegos sacaron de los bancos más de1.500 millones de euros.

Aunque el pánico parece que todavía no se ha apoderado del todo, o al menos no al nivel de 2010, justo antes del anuncio del plan de rescate a Grecia, cuando el pueblo se abalanzó a los bancos y se llegaron a sacar8.000 millones de euros.

 

Tiempo a la carta VS tiempo natural

image

Una superestela persiste rociada de madrugada modifica el entorno desaciéndose poco a poco en tiras enormes atrapando la humedad que de otra forma contribuiría a engordar los cúmulos. La radiofrecuencia emitida por antenas de repetición de televisión y de repetición de móviles usándose coordinadamente para generar una ionización desfavorable para la creación de nubes de precipitación hace el resto. De está forma (estelas persistentes + radiofrecuencia)  se controla y se limita la cantidad de precipitaciones. Una vez desechas las estelas persistentes, sus partículas recorren la superficie causando estragos en los aparatos respiratorios y a nivel cutáneo (vectorizando alergias). Seguimos pinchando en el culo al oso dormido…..