RSS

Archivos diarios: octubre 19, 2011

Oncologia I. Factores externos. Elementos ambientales, nutricionales y domesticos mas deconocidos como vertor del desarrollo de tumores.

La cantidad de contaminantes desconocidos por la mayoría que pueden generar cáncer a medio y largo plazo son bárbaros. Vamos a tratar de desgranar éstos por sectores.

En primer lugar tratamos los que se encuentran en el medio ambiente.

A través de radiofrecuencias de diverso origen y químicos  que se usan en la geoingenieria todos los seres vivos son bombardeados a diario, dependiendo de otros múltiples factores fisiológicos, nutricionales y psicológicos se podrá o no desarrollar tumores debido a estos agentes contaminantes.

Documental básico, imperdible del minuto 0 al 15.

Denuncia en naciones unidas del uso de haarp pruebas nucleares subterráneas y atmosféricas  y sus negativas consecuencias para el medio ambiente y salud humana.

En segundo lugar vemos hoy como uno de los elementos mas desconocidos que se encuentran en los productos “diet” pueden hacer que células de  órganos  sanos deriven en tumorales.

El Cesare Maltoni Cancer Research Center de la Fundación Europea Ramazzini  ha llevado a cabo un bioensayo a largo plazo sobre el aspartamo (APM), un edulcorante artificial ampliamente utilizado. APM se administró junto con los alimentos a ratas  Sprague-Dawley de 8 semanas de edad,(100-150/sexo/grupo), en concentraciones de 100.000, 50.000, 10.000, 2.000, 400, 80, ó 0 ppm. El tratamiento duró hasta la muerte natural, momento en el que todos los animales muertos se sometieron a la necropsia completa. La evaluación histológica de las lesiones patológicas y de todos los órganos y tejidos recogidos se llevó a cabo rutinariamente en cada animal de todos los grupos experimentales. Los resultados del estudio muestran por primera vez que el APM, en nuestras condiciones experimentales, causa a) una mayor incidencia de tumores malignos, animales portadores de una tendencia positiva significativa en los machos (p ≤ 0,05) y en hembras (p ≤ 0,01 ), en particular las hembras tratadas con 50.000 ppm (p ≤ 0,01), b) un aumento de linfomas y leucemias, con una tendencia positiva y significativa, tanto en machos (p ≤ 0,05) como en hembras (p ≤ 0,01), en particular en lashembras tratadas con dosis de 100.000 (p ≤ 0,01), 50.000 (p ≤ 0,01), 10.000 (p ≤ 0,05), 2000 (p ≤ 0,05), ó 400 ppm (p ≤ 0,01), c) una incidencia estadísticamente significativa, con una tendencia positiva significativa (p ≤ 0,01), los carcinomas de células transicionales de la pelvis renal y del uréter y sus precursores (displasias) en lashembras tratadas en 100.000 (p ≤ 0,01), 50.000 (p ≤ 0,01), 10.000 (p ≤ 0,01), 2.000 (p ≤ 0,05), ó 400 ppm (p ≤ 0,05), y d) un aumento en la incidencia de los schwannomas malignos de los nervios periféricos con una tendencia positiva (p ≤ 0,05) en los machos. Los resultados de este mega-experimento indican que el APM es un agente cancerígeno multipotencial, incluso en una dosis diaria y peso corporal 20 mg / kg, mucho menor que la actual ingesta diaria admisible. Sobre la base de estos resultados, urge una reevaluación de las presentes directrices sobre el uso y consumo del APM  y no puede ser postergada.


Figure 2.
(A) Carcinoma of the renal pelvis in a female rat administered 100,000 ppm APM in feed; H&E; magnification, 25×; bar = 500 μm. (B) Detail of the carcinoma shown in (A); H&E; magnification, 400×; bar = 20 μm. (C) Malignant schwannoma of cranial nerves resembling Antoni B type pattern in a male rat administered 100,000 ppm APM in feed; H&E; magnification, 200×; bar = 50 μm. (D) Immunohistochemical characterization with S100 protein of the schwannoma shown in (C); magnification, 1,000×; bar = 10 μm.

Artículo completo disponible en su versión digital en:
http://ehp03.niehs.nih.gov/article/fetchArticle.action?articleURI=info:doi/10.1289/ehp.8711

En tercer y último lugar comprobamos como hasta utensilios utilizados en el día a día pueden ser disruptores endocrinos con posibilidad de inducir desequilibrios que deriven en tumores, de la mano del Jefe de investigación del Hospital Clínico de Granada, Dr.Nicolás Olea.

 
1 comentario

Publicado por en octubre 19, 2011 en Temas de salud